NOVENA A MARIA AUXILIADORA PDF

Por este fin te ofrezco los obsequios de esta novena que consagro en tu honor. Si me conviene para el bien de mi alma te pido la gracia Nosotros nos consagramos eternamente a tu santo servicio. Para meditar: Madre buena, cuida de nosotros. Y procuremos siempre ser dignos hijos suyos. Que busquemos imitarte en la amabilidad.

Author:Moogugal Samulrajas
Country:Belize
Language:English (Spanish)
Genre:Travel
Published (Last):3 February 2019
Pages:490
PDF File Size:3.35 Mb
ePub File Size:12.25 Mb
ISBN:785-8-59194-923-6
Downloads:3158
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Nikomi



A Ti, cuya potencia del sarraceno impo venciendo el podero salvo la cristiandad; rogamos que hoy las salves del vicio y la mentira, de Dios calma la ira, destruye la maldad. La nave de San Pedro en esta mar brava con mano fuerte gua al puerto hasta llegar; sostn al gran piloto, protege al Padre Santo, sobre l tiende tu manto que es manto tutelar. CORO: Consuelo Confunde a los malvados que, dueos de la tierra, a Cristo hacen la guerra siguiendo a Lucifer; tu cetro poderoso derrote sus legiones; ondulen tus pendones triunfantes por doquier.

Cual planta delicada que la corriente mece en este mundo crece la tierna juventud; Oh Madre! CORO: Consuelo Ensale amorosa los msticos raudales, de vida manantiales, que brotan del altar; condcela al banquete de santidad venero, y guste del Cordero que es clico manjar.

Acude en mi socorro, Oh Virgen! CORO: Consuelo Alabante por siempre, auxilio del cristiano, la lengua del humano, y el alto serafn; tu nombre lo repitan los ecos del torrente y en alas del ambiente resuene en el confn.

Inclnense los cielos al ver tu hermoso talle, la palma all en el valle inclnese tambin; los hombres te saluden tres veces cada da y en grata meloda te den el parabien.

Jams se oy del mundo en la extendida esfera que alguno a T acudiera sin ver tu compasin; por eso hoy a tu trono me llego con confianza, pues s que mi esperanza no encierra una ilusin. Ms antes en el da de mi postrera hora, Mara Auxiliadora, tu auxilio invocare; y entonces confiado envuelto entre tu manto con sueo dulce y santo en paz me dormir. CORO: Consuelo Mara Santsima, Madre de bondad y misericordia, quien a menudo con vuestro patrocinio, librasteis al pueblo cristiano de los asaltos y ferocidades de los musulmanes, libertad, os suplicamos, nuestras almas de las acometidas del demonio, del mundo de la carne; y haced que podamos en todo tiempo alcanzar completa victoria sobre nuestros enemigos.

As sea. Mara Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espritu Santo. Alcanzadme, Seora ma, el perdn de mis culpas, un verdadero dolor de ellas, luz y acierto para hacer conseguir la gracia de Dios y con vuestro auxilio mi eterna salvacin. A este fin os ofrezco todos los obsequios de esta novena, que consagro a vuestro honor. Recibidlos mi buena Madre y hacer que logre la gracia que me he propuesto pediros en el curso de esta novena.

Si me conviene para el bien de mi alma, os pido la gracia cada uno pide la gracia que le conviene y deseo Seora ma, que en todo se cumpla la voluntad de Dios; pero bien lo veis, mi buena Madre, cuantas ansias y penas afligen mi corazn; apresurad, pues, vuestro auxilio a tantas necesidades mas.

Os lo pido por los meritos de vuestros dolores que sufristeis al pie de la cruz, cuando vuestro Jess os constituyo Madre y Auxilio de los cristianos. Auxilio poderoso de los cristianos que acuden confiados al trono de vuestra misericordia, escuchad las plegarias de un pecador, que implora vuestra asistencia para poder huir siempre del pecado y de las ocasiones de pecar.

Tres Avemaras, Gozos y Oracin final. DIA SEGUNDO Santsima Mara, Madre de bondad y de misericordia que con vuestro visible patrocinio habis librado tantas veces al pueblo fiel de los asaltos y de la barbarie de los musulmanes; librad, os suplico, a mi alma, de las acechanzas del demonio, del mundo y de la carne; y concededme en todo tiempo la ms completa victoria sobre los enemigos de mi alma.

DIA TERCERO Poderossima Reina de los cielos que sola pudisteis triunfar de las innumerables herejas que pretendan arrancar a tantos fieles del seno, de nuestra Madre la Iglesia; ayudadme, por piedad, a permanecer firme en la fe y conservar puro mi corazn de las acechanzas y del veneno de tan perversas doctrinas.

DIA CUARTO Dulcsima Madre ma, que por vuestros innumerables actos de abnegado herosmo, merecisteis el ttulo de Reina de los Mrtires, dignaos comunicar a mi corazn la fortaleza necesaria para ser constante en vuestro servicio; concededme adems la gracia de que, venciendo todo respeto humano, pueda practicar pblicamente mis deberes religiosos y gloriarme de ser hijo vuestro hasta la muerte. DIA QUINTO Amada Madre ma, que en el triunfo del gran Pio VII disteis otra prueba de la eficacia de vuestro patrocinio, cobijad bajo vuestro piadoso manto de la Iglesia toda y especialmente a su augusto Jefe, el Supremo Pontfice; defendedle en todo tiempo contra los ataques de sus enemigos, hacedle ms llevaderas sus penas, y asistidle siempre para que pueda guiar al puerto la navecilla de San Pedro triunfando de las oleadas que quieren sumergirla.

DlA SEXTO Oh Mara, Reina de los Apstoles, tomad bajo vuestra valiosa proteccin a los ministros del altar y a los miembros todos de la Iglesia Catlica; alcanzadles espritu de unin, de perfecta obediencia al Romano Pontfice y de ardiente celo por la salvacin de las almas. Especialmente os suplico que velis con amorosa asistencia sobre los misioneros, a fin de que puedan llevar la fe de Jesucristo a todos los pueblos de la tierra, y formar del mundo entero un solo rebano que conozca por Jefe a vuestro Vicario, el Sumo Pontfice.

Madre ma, animad a los buenos, para que perseveren; fortaleced a los dbiles y hacer que se conviertan los descarriados y los pecadores a fin de que, triunfando la verdad aqu en la tierra y establecindose el reinado de Jesucristo, sea mayor vuestra gloria y mayor el nmero de los elegidos del cielo.

Os suplico me alcancis la perseverancia en el bien, la libertad de los hijos de Dios. Por mi parte, os prometo no manchar ni encadenar mi alma con el pecado, no afiliarme a ninguna sociedad secreta y aborrecer la masonera, condenada por la Santa Sede.

Es mi deseo, Madre ma, obedecer al Sumo Pontfice y a los Obispos que estn en comunin con l, y vivir y morir en el seno de la religin catlica, en la cual tengo la seguridad de salvar mi alma. DIA NOVENO Piadossima Madre ma, que en todo tiempo quisiste ser la Auxiliadora de los cristianos, asistidme con vuestro poderossimo patrocinio durante mi vida pero especialmente en la hora de la muerte; y haced que despus de haberos amado y honrado en la tierra, pueda cantar vuestras misericordias en el cielo.

Intereses relacionados.

EL BRAZO DE LA JUSTICIA STEVEN SAYLOR PDF

Oración a María Auxiliadora

.

BELDEN 1032A PDF

novena a maria auxiliadora

.

FLEXRAY PROTOCOL BASICS PDF

Novena Extraordinária a Maria Auxiliadora

.

Related Articles