EL MANUAL DE LA BRUJA MODERNA MONTSE OSUNA PDF

Espaa - Printed in Spain Es una religin pagana. La palabrapagano viene de la raz latina, paganus y significa defuera de la ciudad, o rural. Debido a que la cristiandad sepropag ms lentamente en las zonas rurales, los paganosfueron los ltimos en ser convertidos -y, a veces, de ma-nera incompleta- de manera que su fe se convirti en unamezcla de antiguas y nuevas religiones.

Author:Kazrasho Misho
Country:Tajikistan
Language:English (Spanish)
Genre:Career
Published (Last):2 January 2018
Pages:147
PDF File Size:6.50 Mb
ePub File Size:4.78 Mb
ISBN:588-5-78121-509-1
Downloads:81855
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zolomuro



Pero el poder mgico no estaba en esos medios en s mismos, sino en las vibraciones que emitan, y que los brujos y brujas saban desatar y manejar para realizar sus hechizos. Tambin eran expertos en elegir los momentos y lugares ms apropiados, por ejemplo, las noches de luna llena o el equinoccio de primavera, un bosque cerrado o la cima de un monte. Es decir, buscaban el sitio y la hora en que se concentraban determinadas vibraciones, y utilizaban sus propios conocimientos para orientarlas y dominarlas.

Personalmente, creo que muchos de esos potenciales mgicos estn en todos nosotros. Vienen en nuestro interior cuando llegamos al mundo, como una reserva de fuerzas que nos otorga el cosmos para afrontar los momentos y situaciones difciles. Lo que necesitamos es saber extraerlas y dirigirlas, combinndolas con otras vibraciones adecuadas, en el tiempo y lugar apropiados.

La prctica de la hechicera actual, tiene distintos objetivos y poderes: la prevencin general que necesitamos para fortalecer nuestra energa interior y poder dominar la fuerza de las vibraciones; la proteccin de las personas y las cosas materiales; y la liberacin de cada uno para que pueda realizar todas sus potencialidades. Algunos de ellos estn relacionados con determinadas fechas del ao; otros, con las fases de la luna o las vibraciones y efluvios especiales de los distintos ambientes naturales, corno el mar, el bosque o la montaa.

Hay tambin ritos o sortilegios que atraen las fuerzas benficas de la lluvia o las tormentas, y otros que se centran en los cuatro vrtices mgicos del da. Este tipo de rituales exige una gran concentracin y entrega para captar las energas astrales, aunque tambin es importante cumplir cuidadosamente los pasos del sortilegio y otras condiciones que favorecen un mejor resultado. Como veremos ms adelante, son experiencias mgicas intensas y placenteras, en las que percibimos que nuestro cuerpo y nuestra mente se cargan de fuertes vibraciones benficas.

Para ese fin se utilizan distintos instrumentos y objetos energizados, como amuletos, talismanes, fetiches, colores, joyas, elixires, etc. Tambin puede tratarse de hechizos activos, como los sortilegios, Conjuros, cbalas y otros rituales que el iniciado debe ejecutar siguiendo normas muy precisas, o usando elementos naturales como las hierbas, flores, piedras, metales, etc.

La magia protectora requiere siempre una gran exactitud en la ejecucin y un considerable esfuerzo mental y espiritual para encontrar la fuerza interior que active y reciba las vibraciones capaces de alejar el peligro del mal. En el captulo correspondiente veremos que cada situacin difcil o amenaza concreta requiere un determinado tipo de encantamiento, aunque hay tambin hechizos generales para fortalecer nuestra resistencia ante la adversidad y los malos efluvios que nos rodean.

Est dirigida esencialmente a la mujer, porque ella es la que necesita liberarse de siglos de opresin e incomprensin. Slo liberndose internamente y ante el universo podr disfrutar de todas sus energas y fuerzas positivas en el nuevo milenio. Son hechizos que la ayudarn a ser ms ella misma, a pensar en positivo, aumentar su autoestima, actuar con buen juicio y decisin, enfrentarse a los problemas, vencer los miedos y prejuicios, no inhibirse y sacar lo mejor de s en todo momento, para saber dar y recibir las mejores cosas de la vida.

Desde luego, no parece fcil. Pero para solucionar problemas sencillos no necesitamos del poder de la brujera. Ejercer una magia realmente liberadora puede parecer un camino un poco largo y a veces arduo. Y eso es as porque la libertad es una fuerza interior que se construye con la suma de esfuerzos, de logros, de pequeas victorias sobre una misma, de pruebas y ensayos en nuestra relacin con los dems y con el mundo.

Hay hechizos que fortalecen nuestro impulso liberador, pero no existe un sortilegio que nos transforme en una mujer totalmente libre de la noche a la maana. La magia liberadora se ejerce en cada situacin, en cada momento concreto, por medio del encantamiento o hechizo adecuado. Y cada problema resuelto o dificultad vencida con la fuerza csmica de la libertad ir acumulando dentro de la iniciada nuevas partculas de esa energa liberadora que finalmente la llevar a una vida ms plena, ms sabia y, mgicamente, ms feliz.

Ejercer y practicar la magia no consiste slo en llevar un amuleto o realizar determinados ritos en una noche de luna llena. No se trata, desde luego, de u na ceremonia diablica, pero tampoco de un simple juego.

La persona ejecutante es emisora y receptora de vibraciones muy sensibles a cualquier obstculo o interferencia, que deben encontrarse en el momento apropiado y combinarse de forma que puedan ser dirigidas hacia el fin que nos proponemos.

Es fundamental entonces que nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espritu estn bien preparados para participar e influir en ese intercambio de energas. En principio, como en casi todas las cosas importantes, hay una cuestin de fe.

Fe en nosotros mismos, en nuestro potencial an desconocido; pero tambin fe en la gran energa universal y en el predominio ltimo de las energas positivas. Para creer firmemente en el poder del universo no importa cules sean nuestras creencias o nuestra forma de pensar. La ciencia ha confirma do su existencia, y todas las religiones aceptan un dios creador que dio fuerza al cosmos para que en l hubiera por lo menos un planeta en el que floreciera la vida. Esa fe, esa confianza en la magia como vehculo de un poder omnmodo y eterno, debe hacerse activa en el momento de someternos a un encantamiento o sortilegio.

Nuestra mente debe estar a la vez concentrada y abierta, para controlar con lucidez y precisin el flujo energtico que vamos a producir. Nuestro espritu debe llenarse de luz, para transmitir claramente el deseo de proteccin y de liberacin. Nuestro cuerpo debe estar limpio de impurezas para que esa transmisin y ese intercambio de vibraciones lo atraviesen sin interferencias negativas. Si se cumplen todas esas condiciones, se dispone de los elementos apropiados, y los rituales o sortilegios se ejecutan con exactitud, es muy probable que la magia csmica nos ofrezca resultados sorprendentes.

Pero tambin es posible que alguna vez falle, sobre todo al principio de nuestra prctica, o que sus efectos comiencen a manifestarse un tiempo despus. Otra de las virtudes es la paciencia, y tambin el empecinamiento. Debemos intentar una y otra vez aquellos hechizos que nos parezcan incompletos o insatisfactorios, controlando todos los detalles. Finalmente debemos tener en cuenta que toda magia es tambin una magia personal, y que no existen recetas absolutamente universales.

Las vibraciones individuales son diferentes e irrepetibles, como las huellas dactilares. Debemos aprender a conocerlas y a comprobar con qu tipo de rituales y recursos se manifiestan mejor.

Puede ser que ciertos hechizos no sean para ti, y debas buscar variantes o modificaciones que te permitan sacarles provecho. Pero con toda seguridad la mayor parte de los que ofrece este libro te brindarn un arsenal mgico suficiente para que muchas cosas de tu vida cambien en poco tiempo. A medida que la tierra traza su amplia rbita de das alrededor del sol, vara su relacin con el astro rey y con los otros planetas. Eso produce que tambin varen las ondas y vibraciones energticas que recibe su atmsfera, segn el punto en que se encuentra y la relacin con las rbitas de los otros planetas.

Estas variaciones establecen un calendario mgico que nos viene desde la ms remota antigedad, en el que hay fechas muy sealadas por su gran carga energtica. Cada una de esas fechas requiere determinadas actitudes y sortilegios para que podamos aprovechar la fuerza que en ese momento inunda nuestro planeta. El ciclo lunar. Por otra parte, sabemos que, despus del sol, el astro que ms influye en el destino de la tierra y de sus criaturas es nuestro propio satlite: la solitaria y poderosa luna.

Segn su presencia o no en el cielo y la fase que est atravesando en su ciclo de 28 das, el intercambio de energas entre ambos astros se intensifica, decae o cambia de signo. Hay pues tambin una magia lunar, que exige determinados ritos para cada momento del giro de la luna sobre s misma y en torno a la tierra. Los ritmos circadianos. Tambin la tierra gira sobre s misma cada 24 horas, y en ese ciclo altera su relacin energtica con el sol y con la luna.

Hay, por tanto, horas mgicas para cada cosa, apropiadas a uno u otro tipo de problema o de deseo. La magia llamada circadiana o de los ciclos diarios se basa en cuatro vrtices de mayor potencia: el amanecer, el medioda, el atardecer y la medianoche.

Las vibraciones de la naturaleza. Vivimos sobre la superficie de nuestro planeta, y en ella nos rodean y acompaan distintas caractersticas fsicas y geogrficas: los mares, los ros, los bosques y selvas, las montaas, los valles, los prados y llanuras. Cada uno de estos mbitos de la naturaleza recibe, guarda y emite distintos tipos de vibraciones, que son la esencia de la magia natural.

Los mares atesoran una pode rosa fuerza que surge de sus abismos, as como la tierra se carga de los minerales ardientes de sus profundidades. Las montaas, plenas tambin de energa mineral, se alzan hacia el cielo en busca de las ms sutiles y vigorosas energas, y los ros movilizan esas vibraciones en su largo camino hacia el mar.

Finalmente, los bosques, valles y llanuras establecen una rica relacin entre la tierra, el aire, y las muy variadas y potentes energas que nos ofrece el mundo vegetal. Tambin podemos recoger esas vibraciones de los distintos paisajes que nos rodean, si sabemos asumir las actitudes apropiadas y realizar los rituales que corresponden a cada uno.

Las fuerzas atmosfricas. Finalmente, la tierra est rodeada por una atmsfera variable, que pasa de la serenidad a la violencia de los fenmenos climticos, como el viento, la lluvia y las tempestades. Es sabido, por ejemplo, que una tormenta elctrica es un verdadero festival de energas desatadas, que poseen una fuerza excepcional.

Usar las vibraciones de los fenmenos meteorolgicos es una de las sabiduras ms remotas de la brujera, y forma tambin parte de lo que podemos llamar magia planetaria, o sea, la que se relaciona con la vida, los movimientos y los acontecimientos de nuestro planeta. Esta magia planetaria puede utilizarse para fines concretos, pero es bsicamente una magia: que proporciona energas preventivas.

Es decir, que carga nuestro ser de vibraciones positivas para defenderlo de todos los ataques del mal, en cualquiera de sus formas y artimaas. En este apartado veremos qu rituales y sortilegios podemos utilizar para recibir las mejores vibraciones en cada fecha del ao u hora del da, en cada fase de la luna, cada mbito natural y situacin climtica. Con eso estaremos preparados y fortalecidos para sacar mejor provecho de nuestra mgica energa interior. Cules son? Cul es la diferencia entre ellas?

Hay cuatro fases lunares principales: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Cada una de estas fases dan nombre a los diferentes visionados de la Luna por un observador en la Tierra en funcin de la posicin de esta respecto al Sol y la Tierra.

Y como una imagen vale ms que mil palabras La luna reina sobre la noche y sobre los aspectos ms sutiles y delicados de la vida en la tierra. Astro del amor, de lo femenino y de todo lo relacionado con la intuicin y la adivinacin, su luz despeja las tinieblas y sus intensas vibraciones alejan las energas del mal y protegen a quienes saben recibir e interiorizar sus efluvios. En su relacin con nuestro planeta, la luna recorre un ciclo en el que su imagen va variando segn la cantidad de luz que recibe del sol.

Este ciclo de casi 28 das, que est ligado al proceso menstrual femenino y tambin a las mareas, se resume en cuatro fases o momentos lunares, cada uno con una especial carga energtica desde el punto de vista de la magia csmica: LA LUNA NUEVA: es el momento de su conjuncin con el sol, en el que se inicia el ciclo lunar.

En estas cuatro fases la luna presenta talantes distintos y emite diversos tipos de vibraciones. Existen por tanto rituales y sortilegios ms apropiados para cada una de ellas, aunque no debemos olvidar que tambin podemos recurrir a la fuerza de la luna en cualquier momento, para pedirle una proteccin general. Personalmente mantengo una relacin estrecha y continuada con ella, ya que su carcter femenino es especialmente apto para proteger y fortalecer a las mujeres en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana.

El ritual o pequea ceremonia que empleo con este fin es el siguiente: Llevar una tnica o vestido amplio de color claro, quitarse todas las joyas y adornos, descalzarse, o calzar unas sandalias ligeras, encender una vela blanca, sostener la vela con ambas manos y los brazos extendidos al frente, mirar fijamente a la luna, alzando la vela hacia ella, al mismo tiempo concentrarse en recibir sus vibraciones. Si el clima no lo permite, puede hacerse ante la ventana de una habitacin iluminada slo por la luna.

La vela puede dejarse consumir junto a la ventana, a la luz de la luna. Es decir, se dirigen slo a la proteccin de asuntos muy concretos, relacionados con el nuevo gnesis que afronta en ese momento el astro lunar. Es una noche adecuada para solicitar la proteccin de nacimientos o embarazos ya en marcha, o de relaciones que acaban de comenzar. Tambin protege y ayuda en el momento inicial de cualquier tipo de proceso: estudios, trabajo, asociaciones, viajes itinerantes, etc.

La condicin es que se trate de algo que comienza y tendr un desarrollo, no de un asunto puntual o que ya est hace tiempo en proceso. Antes de la ejecucin se debe apuntar en un papel blanco, a mano y con tinta negra, el siguiente conjuro: Luna, reina de eterno renacer, Posa en m tu energa astral Para proteger de todo mal Esto que va a suceder. RITUAL Colocar sobre una mesilla una vela negra, una gris y una blanca encenderlas en ese orden, de izquierda a derecha encender un palillo de incienso y colocarlo delante de las velas leer en voz baja el conjuro, concentrndose en l quemar el papel en la llama de la vela blanca y mientras tanto visualizar el tema o asunto que se desea proteger.

O una mezcla de ellas. Una vez que se ha quemado todo el conjuro, hay que reunir las cenizas y las semillas y meterlas en una bolsita de tela natural, que servir como amuleto para retener mejor las energas protectoras recibidas. Este amuleto debe llevarse continuamente hasta que el proceso que se quiere proteger haya superado su fase inicial.

Si se trata de un embarazo o parto de una mujer que no es la ejecutante, ser aqulla quien deba llevar el amuleto. Lo mismo para otros casos en que la persona a proteger no es la propia ejecutante.

Se debe entonces actuar con prudencia y realizar los ritos y sortilegios con exactitud y cuidado, buscando calmar y canalizar esa potencia femenina en nuestro favor.

APUNTES SERMONES SPURGEON PDF

EL MANUAL DE LA BRUJA MODERNA

.

GHADA SAMMAN PDF

EL MANUAL DE LA BRUJA MODERNA

.

DIPAK GHOSH BOOK ON MAMATA BANERJEE BENGALI VERSION PDF

El Manual De La Bruja Moderna ("Booket")

.

Related Articles