EL CUENTISTA SAKI PDF

Both Rothay Reynolds and Ethel Munro confirm this. This reference is stated as fact by Emlyn Williams in his introduction to a Saki anthology published in Even if they are not eaten, the humans rarely have the best of it". But Georg, believing that the forest rightfully belongs to his family, hunts there often and believes that Ulrich is the real interloper for trying to stop him. One winter night, Ulrich catches Georg hunting in the forest. In an "act of God", a tree branch suddenly falls on each of them, trapping them both under a log.

Author:Shaktijin Tagul
Country:Cayman Islands
Language:English (Spanish)
Genre:Art
Published (Last):18 March 2012
Pages:292
PDF File Size:10.13 Mb
ePub File Size:4.75 Mb
ISBN:590-4-12090-406-5
Downloads:4563
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Bashura



Mxico, Fondo de Cultura Econmica, Coleccin Clsicos. Jacob Blivens era un nio "horriblemente bueno" 1 , y un fervoroso lector de todos los libros de la escuela dominical 2. All estaba la clave de su extrao comportamiento. Jacob crea y confiaba en todos aquellos nios-modelo de los libros, quera fervientemente ser uno de ellos, y formar parte de alguna de aquellas historias.

El nico inconveniente era que a Jacob las cosas nunca le salan como en los libros. Su obstinacin en imitar a los nios buenos de los cuentos, le signific toda clase de vejaciones y accidentes. Finalmente muri despedazado por una explosin. Su cuerpo qued distribuido en cuatro pueblos cercanos.

Jim era un niito malo. A l tampoco las cosas le salan como en los libros de la escuela dominical, donde a los niitos malos le sucedan accidentes y castigos, y finalmente se vean en la obligacin de arrepentirse y pedir perdn. A Jim todo, absolutamente todo le sala de maravillas. Este nio malo tena muy buena suerte y el final de la historia lo prueba. Creci, se hizo rico, y obtuvo un puesto en la Cmara Legislativa. No es casual la alusin a Saki al comenzar esta resea. Un humor muy anglosajn, no caben dudas.

Y no slo eso, ambos apuntan sus dardos hacia un mismo objetivo: la literatura para nios moralizante, aburrida, ridcula y pacata, teida de la religiosidad puritana de aquellos tiempos: los famosos libritos de la escuela dominical "que le secaron el cerebro" al pobre Jacob.

El humor es la herramienta que ambos autores utilizan para desenmascarar ese discurso adulto hipcrita destinado a los nios. En ambos relatos el final es "trgico" desde la irona y el humor negro, por supuesto para los nios buenos. Un final deCaperucita Roja para la nia de Saki, un hiperblico desenlace de explosin y despedazamiento en el que el narrador se regodea con los detalles para el nio bueno de Twain.

La burla no slo es directa, sino que adems atae, como no poda ser de otra manera, a los supuestos de lo adecuado e inadecuado en las lecturas infantiles desde la construccin misma de la historia. Una muerte por despedazamiento, o deglucin del pequeo protagonista que encima es un modelo de bondad no correspondera a una literatura para nios "que se precie de tal".

El libro de Twain an hoy, cerca de cien aos despus, resulta no slo transgresor para las convenciones an vigentes de lo adecuado en la literatura para chicos, sino que por otra parte su "denuncia humorstica" es de una actualidad sorprendente. Hoy, como hace cien aos, los libros infantiles muy a menudo son escritos, o ledos para transmitir mensajes morales a las nuevas generaciones.

En estos ltimos aos lo polticamente correcto ha invadido la seleccin, la difusin, la lectura y la produccin misma de la literatura para nios y jvenes. De lo que da cuenta en forma tambin humorstica James Finn Garner Detroit, , otro anglosajn, con sus Cuentos infantiles polticamente correctos 3. El Fondo de Cultura Econmica realiza una cuidada edicin de Historia de un niito bueno.

Historia de un niito malo, con un rol importante para las ilustraciones del dibujante e historietista Ricardo Pelez Mxico D. La ilustracin enfatiza el humor negro del texto, como cuando al mejor estilo Charles Chaplin, la imagen se detiene segundos antes de la catstrofe: la banana que est por ser pisada, la vela que est por caer sobre el nio absorto en sus lecturas.

Ambas historias tienen por ilustracin final un impreso. Tanto el libro chamuscado con el ttulo Senderos de bondad de la primera historia, como la tapa de la revista xitopara Jim, dan cuenta de la misma irona desenfada e irreverente que propone el texto.

El humor puede ser un arma contundente y efectiva. El libro de Twain bien puede dar ejemplo de ello cuando su desacralizacin apunta hacia un discurso, que lamentablemente cien aos despus con algunos maquillajes rejuvenecedores sigue vigente en los libros que los adultos destinamos a los nios. Como en el cuento de Twain, la historia que el soltern narra a un grupo de pequeos en el tren no termina bien para el "nio bueno".

La herona, toda una Caperucita del deber ser, muere devorada por un lobo. Fuente de la informacin: Wikipedia.

Cuentos infantiles polticamente correctos. Traduccin de Gian Castelli Gair. Marcela Carranza garrik fibertel. Public artculos en revistas y particip como expositora en congresos de la especialidad. Actualmente se desempea como coordinadora de talleres en el rea de la literatura infantil y juvenil en la Escuela de Capacitacin Docente CePA , de la Secretara de Educacin del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y profesora tutora en el Posttulo de "Literatura Infantil y Juvenil" de la misma institucin.

KKENTHAL ZOOLOGISCHES PRAKTIKUM PDF

Hector Hugh Munro

.

ISO 17631 SYMBOLS PDF

Los mejores 1001 cuentos de la Historia: “El cuentista”, de Saki

.

ESA BODA JILLIAN DODD PDF

El cuentista de Saki

.

Related Articles